DES-APRENDER LA INDEFENSIÓN APRENDIDA



Sabemos que es un hecho demostrado que los titulares negativos venden más y que por cada mala noticia que nos dan, necesitamos, como mínimo, cinco buenas para contrarrestar el impacto de la negatividad, así que cada día lo tenemos más difícil, porque si eres de los que ves las noticias o lees la prensa, tendrás trabajo en equilibrar ese desajuste…

Los informativos nos dicen que, hagamos lo que hagamos, el próximo año será igual o peor que este y al menos hasta dentro de dos, no empezaremos a recuperarnos de esta dichosa crisis, así que … ¿Para qué invertir esfuerzos si no hay nada que hacer?

Somos uno de los países con mayor índice de jóvenes que ni estudian, ni trabajan y su razonamiento es que, para qué van a estudiar si aunque tengan una carrera universitaria no van a encontrar trabajo y esto irremediablemente repercute en el hecho de que cada día aumenta el número de chicos y chicas que abandonan su formación. La creencia que se transmite es que estamos indefensos ante la situación que vivimos.
Es el fenómeno de La Indefensión Aprendida:
Se estudió con ratones en un laboratorio y consistía en aplicarles una descarga eléctrica cuando estaban sobre una plataforma que oscilaba a izquierda y derecha. Al principio, si cambiaban de posición cuando se les aplicaba ese “castigo”, se libraban de él, pero después, se les aplicaba la descarga tanto si se quedaban como si cambiaban de lado en la plataforma, siendo de este modo que, hicieran lo que hicieran, sufrían la corriente eléctrica, así que lo que aprendieron era que no valía la pena moverse, puesto que el resultado sería el mismo. Aprendieron que estaban indefensos. 

En resumen, y aplicándonos el cuento, sería que, hagas lo que hagas, el resultado será negativo y además no depende de ti, así que no hagas nada y aguanta el chaparrón.

Por suerte, somos muchas las personas que nos resistimos a creer que esto sea así. No somos ilusos y conocemos la realidad y el contexto en el que vivimos pero no renunciamos a intentarlo. Si sale bien, perfecto, y si no sale como esperábamos, analizamos dónde hemos fallado y aprendemos la mejor manera de hacerlo para la próxima vez, porqué lo volveremos a intentar desde un nuevo modelo mental que apuesta por un cambio de paradigma, renunciando al esquema de acción de “huir de” y apostando por “luchar a favor”.

Teresa de Calcuta decía que nunca la verían en ninguna manifestación contra la guerra ni contra la violencia pero que ella sería la primera si esa misma manifestación fuera a favor de la Paz. Tal vez ahí está el secreto, dejar de luchar contra lo que no queremos y empezar a luchar a favor de lo que queremos. Cuando luchamos contra la crisis centramos toda nuestra atención precisamente en ella, y es un hecho que aquello en lo que centramos nuestra atención se expande.

Es necesario entonces un cambio de perspectiva en el que estemos enfocados en luchar en el día a día a favor de nuestros objetivos, individuales o compartidos y no dejarnos convencer por mensajes que intenten disuadirnos de llevar nuestros planes a la acción.

“El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura”.
Miguel de Unamuno 







3 comentarios:

  1. Muy bueno, Mercè. Yo creo y siento así la realidad que vivimos hoy y cómo nuestro enfoque hacia lo que no queremos, como dice la Ley de la Atracción o el Secreto, nos lleva justamente a eso, a la foto en negativo. Un abrazo al corazón!

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Olga. Muchas gracias por tu comentario!
    Saludos!

    ResponderEliminar

Follow by Email-desc:Subscribe for Free to get all our newest content directly into your inbox.