¿SE PUEDE AMAR SIN ESPERAR NADA A CAMBIO?



"Qué daño ha hecho el refranero popular con su famoso” amar sin esperar nada a cambio”. Sólo los seres superiores, que no el ser humano medio, puede aspirar a cumplirlo… Esperar algo a cambio es de personas normales y es la única manera de mantener el equilibrio en una relación. Con la indiferencia se pierde el amor".

Walter Riso


Si el amor no es recíproco, no se puede soportar, y si no te quieren, aunque duela (porque lo que duele es el desamor, no el amor) debemos aprender a perder y retirarnos con dignidad. Aunque suene un poco frío y quede feo verlo así, el amor es como un negocio. Me explico. Si un negocio no funciona, hay que cerrar. No podemos invertir más dinero ni esfuerzos porque el agujero se hará cada vez más grande y más hondo. Es mejor renunciar e invertir en otra cosa, ¿no creéis?

Aunque todos sabemos que también hay quien acepta el rol de víctima. Seguro que conoces a más de uno/a que se ha adueñado de ese papel y aunque sepa que el otro no le quiere, prefiere seguir ahí, insistiendo.

El sacrificio tampoco cabe en una pareja que aspira al éxito. No es necesario que uno se anule para que el otro sea feliz, lo ideal es participar los dos de los éxitos individuales de cada uno, del mismo modo que cuando algo negativo que afecta a tu pareja, por solidaridad, también te afecta a ti, cuando suceda algo bueno también debéis participar de ello los dos. Hay que pegarse de lo positivo. Si uno gana, gana el conjunto (aplicamos el modelo ganar-ganar). Qué más da si uno tiene una nómina más alta, si tiene mejor empleo, si sus amigos son más guapos. Una pareja es como una cooperativa, el bien de uno es el bien de todos.

Dice Walter Riso en uno de sus libros, “Manual para no morir de amor”, que existen muchas parejas, que sólo están juntas porque se quieren. Si, lo has entendido bien, la química decide por ellos y no les deja pensar con claridad, ni darse cuenta de que, a parte de esa química, no tienen nada más en común ni ninguna otra compatibilidad. Son parejas que se quieren mucho, pero no se entienden y siempre, siempre, siempre, están peleando y discutiendo. Seguro que conocéis a alguna.
Dos personas que se quieren, si, pero que no son ni amigos, ni cómplices, ni tienen proyectos de vida en común, ni nada. Tal vez, en este caso, que se quieran es un problema, porque les impide en última instancia poder separarse. Si no se quisieran tanto, podría seguir cada uno por su lado y estarían más felices y más tranquilos. No sufrirían, vaya. Están encadenados al Amor, como en un culebrón venezolano.


Tomad papel y lápiz. Receta para que una pareja funcione. Ingredientes básicos:
  • Sentido del humor 
  • Amistad
  • Complicidad
  • Entrega mutua
  • Solidaridad
  • Un Proyecto de Vida en común
  • Compartir la misma visión del mundo 
  • Que os indignen las mismas cosas y estar de acuerdo en lo básico.
Y todo ello, si puede ser,  en grandes dosis !!



(Fuente: Entrevista a Walter Riso en L'Ofici de Viure)



5 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo, con el artículo, especialmente aplica a la generación actual."cada persona tiene su particular modo de amar"..así sea con su pareja,su familia y amigos...en la vida real...parece ser un negocio...un intercambio de afecto,de bienes y servicios, donde cada uno elije o se deja elejir bajo ciertas normas...si no hay amor se va destruyendo la relación...

    ResponderEliminar
  2. El sincronismo, es lo que hace que una pareja funcione, por lo tanto, debemos hacer las cosas con amor, o no hacer nada que lastime el corazón de quienes se acercan a brindarnos amor.

    ResponderEliminar
  3. Buenas Mercè, hace tiempo que conozco tu blog aunque hasta el momento no había comentado. Me ha encantado este último artículo tuyo ya que me parece una descripción muy acertada sobre lo que es el amor incondicional, y, por tanto, sin esperar nada a cambio. Aunque me ha dado que pensar retomando lo que citabas del ganar - ganar... seguramente esto sí que lo esperamos, buscamos que el otro luche CON nosotros, que esté a nuestro lado. Quizás el otro no tenga la llave para hacernos felices, pero seguro que puede ser nuestro compañero de vida, hasta lo que dure ese camino juntos, que podrán sermeses, años o toda la vida.

    De hecho me ha venido a la cabeza un texto que colgué hace tiempo en mi blog, original de Paulo Coelho, sobre cuando se van formando las relaciones y el despues de las mismas, que complementa creo que bien lo que escribiste:

    http://www.antonimartinezpsicologo.com/lecciones-de-vida-x-convencion-de-los-heridos-de-amor-paulo-coelho

    Ya de paso, te invito a que entres en mi blog ;) Un saludo enorme Mercè, te seguiré leyendo con interés.

    Antoni Martínez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio. Acabo de consultar tu web y me parece muy interesante sonbre todo la Escuela de Padres con talento.
      Un saludo grande!

      Mercè
      @mercesans

      Eliminar
  4. Muy interesante tu artículo. Hablar de amor es algo que admiro y llegar a entenderlo es tener mucho camino recorrido... para la felicidad.

    ResponderEliminar

Follow by Email-desc:Subscribe for Free to get all our newest content directly into your inbox.