SER CONSCIENTEMENTE AMABLE



¿Cuántas veces has entrado en algún lugar y al decir buenos días, tan solo el eco te ha devuelto el saludo, aun estando la habitación llena de gente? ¿ Y seguro que alguna vez habrás sujetado la puerta para que la persona que viene detrás de ti pueda pasar sin tener que hacer el esfuerzo de volver a abrirla y se te ha quedado cara de botones de hotel al descubrir que ni te ha mirado a la cara?                                                                       

A más de uno os habrá pasado y enfurecidos os habréis prometido no volver a hacerlo, aunque por suerte, no podemos evitarlo. Ser amable es un hábito saludable. Aunque a veces nuestros actos no sean correspondidos, realmente, ser amables de forma consciente nos hace sentir bien y debemos tomarnos como un reto continuar siéndolo aunque a veces nos lo pongan difícil.

Con pequeñas y sencillas muestras de amabilidad como las mencionadas anteriormente podemos llegar a conseguir crear una profunda impresión en la vida de las demás personas. Cuando elegimos ser conscientemente amables podemos ser capaces de controlar mejor nuestro propio estrés, vivir más felices y hacer que nuestras relaciones familiares sean más harmoniosas. Es por ello que debemos invertir un pequeño esfuerzo en "desconectar el piloto automático" que nos hace ir por la vida abandonados a la rutina cotidiana y reaccionando en función del trato que recibimos por parte de los demás, en vez de elegir de forma libre y voluntaria la amabilidad, independientemente de como nos traten los otros.

Es relativamente fácil ser amables con aquellos que se muestran amables, pero la verdadera amabilidad es una actitud invariable, es una manera de ser y de funcionar que no se abandona ni ante los maleducados ni ante los indiferentes. Al contrario, se refuerza.

El tiempo que dedicamos a quejarnos del trato que consideramos indebido de los demás hacia nosotros es tiempo perdido. Ser amable también significa respetar la libertad de los demás.

"Una persona amable es aquella que escucha con una sonrisa lo que ya sabe, de labios de alguien que no lo sabe"
Alfred Capus






1 comentario:

  1. Es cierto, la amabilidad suele brillar por su ausencia, y a veces es difícil no dejarse llevar por la mayoría y olvidar lo felices que nos sentimos cuando, a pesar de todo, contestamos con buenos modales y una sonrisa. Ser amables es un hábito saludable.

    ResponderEliminar

Follow by Email-desc:Subscribe for Free to get all our newest content directly into your inbox.