Las Páginas Matutinas, ¿ qué son?


Las Páginas Matutinas son simplemente tres páginas manuscritas de estricto flujo de conciencia. Podríamos decir que es una manera de hacer limpieza en nuestra mente, porqué esta es una de sus funciones, desbloquearnos para empezar un nuevo día y ser más creativos. 

«Las palabras son una forma de acción, capaces de influir en nuestra vida y generar cambios».


Cada día, al levantarte, debes escribir tres páginas con lo que se te ocurra; lo que te venga a la mente, aunque pienses que es una tontería, porque ¿sabes una cosa? Las páginas matutinas no pueden hacerse mal. Simplemente se alimentan de aquello que tenemos en nuestro espacio mental, todos aquellos enfados, quejas, miserias que vuelcas al papel por las mañanas son precisamente las cosas que se interponen entre tú y tu serenidad. Las preocupaciones del trabajo, la tintorería, la abolladura del coche,: todo esto es lo que aturde a nuestro subconsciente y perturba nuestros días.
Apúntalo.

Pos supuesto si lo que ocupa tu mente son alegrías, retos, planes de mejora, viajes deseados, etc, apúntalo también. 


Las páginas matutinas no tienen por qué ser una obra literaria, aunque a veces resulte que son brillantes. La mayor parte de las veces posiblemente no lo serán, pero sólo lo vas a saber tú, porque a nadie le está permitido leer tus páginas matutinas excepto a ti.

Tampoco tú debes volver a leerlas durante las siguientes semanas. Espera por lo menos un par de meses si deseas releerlas.


Sólo tienes que escribir tres páginas y guardarlas o escribirlas en un cuaderno, siempre hacia adelante ya que no volverás a hojearlo desde el principio hasta dentro de un tiempo.


Sólo tienes que escribir tres páginas... Y tres páginas más al día siguiente.


Las páginas matutinas dibujan nuestro mapa interior y nos ayudan a digerir emociones y sentimientos anclados en nuestra mente y que ocupan sin darnos cuenta nuestro foco de atención. 





Poco a poco, descubrirás que es muy difícil quejarse de algo todas las mañanas, todos los meses, sin sentir el impulso constructivo de actuar. Las páginas nos rescatan de la posición de víctima y nos empujan hacia salidas con las que ni siquiera habíamos soñado, ayudándonos a hacernos responsables de nuestra propia vida.

Con las páginas matutinas dejarás de juzgarte y te pondrás a escribir.

Si eres constante en la escritura de las páginas matutinas llegarás a conectarte con la fuente de energía que hay en tu interior que te conduce y te activa hacia el cambio y la mejora personal y profesional.



Así que…


Cada mañana pon el despertador media hora antes, levántate y escribe a mano tres páginas de flujo de conciencia matutino. No leas estas páginas ni dejes que nadie lo haga


Bienvenido a las páginas matutinas. Te transformarán.





                                                                                              (Fuente: El Camino del Artista)




Si deseas saber más acerca de la Escritura Terapéutica, puedes seguirme en 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email-desc:Subscribe for Free to get all our newest content directly into your inbox.